AQUÍ TE EXPLICAMOS ALGUNAS COSAS INTERESANTES QUE TE PUEDEN AYUDAR.

Si eres usuario de lentillas sabrás más o menos que tipos de ellas existen, que reemplazos tienen, cuantas horas hay que usarlas…pero te explicaremos algunas cosas que quizás no conocías. Si nunca has usado lentillas, esta explicación te puede ir muy bien para iniciarte en su mundo.

¿Qué tipo de lentillas hay?

Básicamente hay dos tipos de materiales usados en el mundo de la contactología, que diferencian las lentillas significativamente. Según este material se distinguen dos clases de lentillas: blandas y semirrígidas.

Las lentillas blandas son las que se usan con mayor frecuencia, ya que son muy cómodas y corrigen la mayoría de las graduaciones.

Por otro lado, las lentillas semirrígidas, son las que ofrecen mejores prestaciones para que el ojo “se canse menos”, pueden corregir cualquier tipo de graduación e incluso se indican cuando hay problemas de salud en el ojo. La contrapartida es, que son más incómodas i cuesta más tolerarlas.

¿Qué reemplazo tienen las lentillas?

Las lentillas tienen muchos plazos de recambio, aunque cada día se opta por reducir el tiempo de remplazo para facilitar su uso (a mayor reemplazo se necesita mayor mantenimiento, y eso dificulta al usuario). Los reemplazos más utilizados son diarios y mensuales, aunque también se puede hacer trimestral, semestral y anual. Las lentes semirrígidas, tiene la particularidad que duran entre 1 y 2 años.

Es importante recalcar, que el tiempo de reemplazo empieza cuando se abre el precinto que almacena la lentilla, y es independiente de los días usados durante el tiempo establecido para su recambio (por ejemplo, si una lentilla mensual la abrimos el primer día del mes la tenemos que tirar al cabo de aproximadamente 30 días, aunque solo la hubiéramos puesto 10 días).

¿Cómo tengo que limpiar las lentillas?

Existen muchas soluciones de mantenimiento, y dependerán del tipo de lentillas que llevemos y de nuestro ojo. Tu óptico-optometrista te recomendará el mejor para ti.

A modo resumen, existen soluciones únicas que son las más usadas porqué hacen todas las funciones en una y se utilizan básicamente en lentes blandas. Luego hay jabones, peróxidos, pastillas enzimáticas, soluciones iodadas, humectantes… que podrán ser usados en diferentes situaciones.

¿Puedo hidratar mi ojo mientras llevo las lentillas?

Por supuesto. Uno de los principales problemas que ocurren cuando llevas lentillas es que tus ojos se pueden resecar. En esos casos, es muy útil usar lágrima artificial para hidratar el ojo y no tener molestias. Hay que tener en cuenta que la lágrima artificial pueda ser compatible con el uso de lentillas. Hay incluso lágrimas que hidratan y a la vez limpian la lentilla.

¿Hay algunas lentillas especiales?

Si, nosotros queremos destacar dos.

La primera son las lentillas de ORTOQUERATOLOGIA NOCTURNA. Son lentillas semirrígidas que se ponen a la noche mientras duermes y te corrigen la miopía y el astigmatismo, de manera que cuando te levantas puedes ver bien sin necesidad de llevar gafas ni lentillas. Si quieres más información al respecto, puedes consultar: http://lentillasparami.com/orto-k/

La segunda son las lentes de control de la Miopía. Hay dos tipos de lentillas que permiten controlar relativamente la evolución de la miopía, según los estudios clínicos publicados. Una es la ortoqueratología nocturna y la otra la lente MiSight, una lente diaria para el control de la miopía para los más pequeños. Ambas las puedes adaptar en Òptica Herrero. Si te preocupa la evolución de la miopía en tus hijos, consulta con nosotros en info@opticaherrero.es

Esperamos que os haya ayudado este artículo, y por supuesto quedamos a vuestra disposición para aclarar dudas que os puedan surgir.

Roger Herrero Cubero

Óptico colegiado 15.453