¿QUIERES CONOCER MÁS INFORMACIÓN SOBRE LOS AUDÍFONOS? AQUÍ TE EXPLICAMOS ALGUNAS COSAS INTERESANTES QUE TE PUEDEN AYUDAR.
Los audífonos han ido evolucionando a lo largo del tiempo, tanto en su forma como en calidad sonora. Por ello, los audífonos de hoy en día son aparatos auditivos de alta tecnología dejando atrás los audífonos programables analógicamente. A continuación te lo explicamos más detalladamente.
¿Qué es un audífono?

Un audífono es un dispositivo electrónico que recibe una señal externa y la procesa, la amplifica y la ajusta de forma selectiva en sus diferentes frecuencias, para poder compensar las deficiencias auditivas de una persona atendiendo a sus necesidades, y permitiendo con ello la mejora de su audición y de su comunicación.
Clasificación de los audífonos
Audífonos de vía aérea: es el tipo de audífono más empleado. El sonido viaja desde el conducto auditivo externo hasta el cerebro, haciendo que compense la perdida producida en alguna de las zonas donde viaja el sonido.
La principal ventaja es su facilidad de uso y disponen de una gran capacidad de adaptación para la mayor parte de pérdidas auditivas. Sin embargo, precisa un cuidado y mantenimiento obligatorio, para combatir la humedad y la suciedad.
Dentro de este grupo podemos diferenciar dos tipos de audífonos según su soporte en el sistema auditivo:
Audífonos Intracanales: son los fabricados a medida del usuario, ajustándose así a la forma y a la dimensión individual del conducto y pabellón auditivo del paciente, por ello, son los que albergan todos los componentes electrónicos parcial o totalmente dentro del canal auditivo. Su característica principal es su mayor discreción.

  En este grupo podemos diferenciar 4 audífonos dependiendo de su estética:
1. Intra-auricular (ITE – Into The Ear): es el más grande de los audífonos a medida, facilitando su manipulación. También es el que proporciona más sujeción en el oído y puede llegar a cubrir pérdidas auditivas severas.

 2. Intra-canal (ITC – Into The Canal): mantiene una excelente relación entre estética, potencia y funcionalidad. Por ello, es el más adaptado de este grupo.

 3. Pretimpánico (CIC – Completely into the Canal): su totalidad se aloja en el interior del conducto auditivo, siento su tamaño muy reducido, muy discreto. Cubren perdidas auditivas entre leve y moderada.

 4. Micro-Pretimpánico (MicroCIC o IIC – Invisible into the Canal): es más pequeño que el CIC, se aloja toda su totalidad dentro del conducto auditivo, a causa de su tamaño sus auriculares son menores y cubren perdidas de audición leves o “levemente moderadas”. 

 Audífonos Retroauriculares: son audífonos alojados en la parte trasera del pabellón auditivo, sujetos al mismo por un codo acústico. Los diseños son muy variados y pueden compensar pérdidas auditivas de moderadas a severas. 

En este grupo también podemos diferenciar el Audifono con Auricular en el oído (RITE / RIE / RIC – Receiver into the Ear / Receiver into the Canal): el auricular se introduce en el conducto auditivo y se conecta con el audífono mediante un tubo fino. Su objetivo es más estético y potencia. Engloban todo tipo de pérdida auditiva de leve a severa.

 Audífonos de vía ósea: la varilla auditiva es un audífono con forma de varilla de gafa y con los componentes electrónicos en su interior, llevando un taco vibratorio apoyado en la mastoides. La función que tienen es aportar una solución a las personas con pérdida auditiva de transmisión o en las que no se pueden ocluir el conducto auditivo por alguna patología, aparte también son usadas para las personas con el canal auditivo parcial o totalmente cerrado.